Agosto 2015

New Melleray Church Sanctuary

 

Silencio

Una cosa que la gente casi siempre notarás en el monasterio es el silencio. No es raro que alguien probando la vida en el monasterio durante unas semanas se asusta por el silencio, sobre todo con la práctica de guardar silencio cuando se está en compañía de otras personas. El silencio puede conducir a locos! El silencio se trata de la confianza; se trata de escuchar con el oído del corazón.

Fr. Mark

Película

Flow (2010), el primer largo de David Martínez como director y de Juan del Santo como protagonist.  El actor Walter Mann va por fin a tener la oportunidad de su vida como protagonista de una obra de teatro. Está esperanzado. Su vida privada ha sido y sigue siendo muy dolorosa. Jamás se sintió ni comprendido ni amado por su padre. Tampoco su matrimonio ha sido feliz. Tiene una hija con la que no tiene cercanía a causa de su afición desmedida al alcohol. Justo en vísperas de su debut, los seres más cercanos a Walter alteran tan violentamente su vida que no puede llegar a estrenar. Y empieza para él un camino de soledad, sufrimiento y degradación, hasta que, finalmente, descubre que era más amado de lo que creía y, sobre todo, experimenta la capacidad sanadora del perdón. Lo más interesante de la película es que, bajo la línea argumental, como reflejado en un espejo, aparece un tema de gran hondura, una mirada profunda al interior del hombre. El ser humano sólo puede encontrar el sentido de su vida si es capaz de salir de sí mismo y abrirse a la inmensidad de lo que lo trasciende. La interpretación de del Santo es sensacional. No hay efectos especiales, sólo una gran actor ante la cámara, amor, dolor y perdón. El resultado, una buena película que deleita e invita a la reflexión.

 

Sky at New Melleray

 

Author: Fr. Mark Scott

Tags: Silencio, Flow,

This simple communication is one way for me as abbot of New Melleray Abbey to communicate with the abbey’s employees and volunteers. My intention is to give our stakeholders some idea of the values and lifestyle of the monks and to share things that I have found worthwhile, thoughtful, and/or humorous. It is hoped that this sharing from the abbot will strengthen the bonds of partnership and collaboration between the monastic community and our extended community of employees and volunteers.

Fr. Mark

Abbot