Julio 2016

New Melleray Abbey Monastic Entrance

New Melleray Flora

Comer Cisterciense

Nueva Melleray es algo exceptional entre los monasterios Cistercienses de los EE.UU. Todos los monasterios tienen algún tipo de industria importante para la auto-ayuda, por lo que no somos únicos allí. Sin embargo, somos únicos en que no producimos nada para comer. Nuestras vecinas, las hermanas de Mississippi Abbey, son típicas en ese sentido. Hay diecisiete monasterios Cistercienses en los EE.UU desde Portland, Oregón en el Gran Noroeste, hasta Mepkin, Carolina del Sur, en el sur y el este. Ud. puede viajar de costa a costa, y usar los monasterios Cistercienses en el camino como estaciones de servicio, no para su coche, sino para usted y su familia. Es cierto que obtendrá una gran cantidad de carbohidratos y azúcares, y después de algunas visitas querrá tener consigo un conductor designado, pero no pasará hambre e incluso podrá desarrollar la habilidad de un experto para juzgar entre los bizcochos de frutas. Desde la miel cremosa orgánica de Redwoods Abbey en la costa de California hasta Monks Bread de la Abadia de Genesee en Nueva York, desde las galletas de naranja y almendra de Snowmass de Colorado a los hongos de Mepkin, se puede comer y beber cisterciense todo el camino. Digo beber, sí. Comience con uno de los vinos maravillosos de New Clairvaux en la parte alta del valle de Sacramento y termine en Massachusetts con un vaso de Feierabendbier de Spencer. Empaque algunos de los caramelos cremosos de OLM en su cartera o bolsillo, y repongase con el Butternut Munch de Wrentham. Sin duda, Ud. asistirá a misa de vez en cuando; asegúrese de preguntar al pastor si las hostias son de la panadería de Santa Rita Abbey, Arizona. Mantenga sitio para el excepcional queso gouda de Crozet; y, también hay bizcocho de frutas del este al oeste, del norte al sur. El de Ava es el mejor (no sólo es mi proprio opinión personal, tampoco). ¡Buen provecho!

Fr. Mark

 

Author: Fr. Mark Scott

Tags: monasterios Cistercienses, industria para la auto-ayuda

This simple communication is one way for me as abbot of New Melleray Abbey to communicate with the abbey’s employees and volunteers. My intention is to give our stakeholders some idea of the values and lifestyle of the monks and to share things that I have found worthwhile, thoughtful, and/or humorous. It is hoped that this sharing from the abbot will strengthen the bonds of partnership and collaboration between the monastic community and our extended community of employees and volunteers.

Fr. Mark

Abbot